Rutina de limpieza facial para piel mixta/grasa

¡Buenos días! Hoy vengo con un post que me apetecía mucho hacer. Os cuento, tengo 23 años pero mi piel sigue teniendo algo de tendencia acneica. Es una cuestión de hormonas, así que me es bastante difícil tenerlo controlado, pero la verdad es que con la rutina que estoy haciendo ahora la tengo bastante bien, y estoy notando resultados. Así que si también tenéis la piel con imperfecciones, brillitos, etc., espero que os sirva este post!

Vamos con mis productos:

Potingues

De izquierda a derecha: Eucerín Dermo Purifyer Cuidado hidratante (16’38€), Normaderm Nuit (unos 15€, dependiendo de la tienda o farmacia), Effaclar Loción Astringente (12’35€), Apivita Gel limpiador para pieles mixtas/grasas (15’30€ en la página oficial, pero lo he encontrado más barato por ahí), Agua Termal Avene (unos 9€), Agua Micelar de Mercadona (unos 4€) y exfoliante Refined Finish de Benefit (unos 20€). Los precios en algunos casos son orientativos, porque depende mucho de si lo compráis en farmacia online, en la parafarmacia de El Corte Inglés…

Dicho esto, ¡Vamos allá!

Rutina facial por la mañana

  1. Por la mañana me cuesta despejarme, así que lo primero que hago es ir al lavabo y mojarme la cara. Aprovecho entonces con la cara húmeda a lavarme con el limpiador de Apivita. Tiene dosificador, y con una sola dosis es más que suficiente para cara e incluso cuello. Próximamente haré un post solo hablando de este limpiador porque me encanta. Huele genial y realmente noto que combate mis imperfecciones. La piel se queda bastante tersa, y con mucha sensación de frescor. Recomendable 100%, y más porque sólo tiene ingredientes naturales. Tiene propóleo, que es antiséptico y para las imperfecciones es estupendo, además del famoso aceite de árbol de té. Además, el agua se ha sustituido por infusión de té verde. Vamos, ¡completito, completito!
  2. Después, pulverizo en mi cara (¡no muchas pulverizaciones, solo una o dos!) de agua termal de Avene. Lo uso a modo de tónico, sobre todo en verano, porque entre los productos que utilizo y el sol, la piel sufre. Más la mía que, como muchas pieles grasas, es además sensible. ¿Quién da más?
  3. Cuando se ha secado el agua termal (dejo que se seque al aire mientras hago otras cosas, como ir a preparar el café, por ejemplo), uso la crema hidratante de Eucerín. Ya sabéis que el hecho de que tengamos la piel grasa no significa que no tengamos que hidratarla, muy al contrario, como solemos usar productos tan fuerte, tendemos a tenerla muy deshidratada. Honestamente, estoy esperando a que se acabe esta que tengo de Eucerín, porque no repetiré. ¿Por qué? Porque no noto que me matifique demasiado la piel. Vivo un poco obsesionada con los brillitos de mi frente, es verdad, pero es que no noto que ésta haga nada al respecto, pese a que la casa Eucerín diga que “Reduce el brillo graso por medio de sus pactículas matificantes. Regula las funciones alteradas de la piel. Disminuye las impurezas de la piel.Reduce la producción de grasa. Proporciona una base excelente para el maquillaje.” Na de ná. Cuando se acabe, probablemente me decante por otra hidratante más matificante, como Effaclar Mat. No la he probado pero hablan muy bien de ella, ¿qué opináis?
  4. Después, es muuuuuy importante (sobre todo en verano, pero en invierno también) que usemos un protector solar. Yo no uso uno específico ya que la BBCream que utilizo (de Garnier para pieles grasas) tiene SPF 25, así que con eso me vale, pero hay que llevar algo, que el sol es malísimo para el acné (sí, a pesar de lo mucho que nos gusta que nos queme los granitos y nos da la sensación de que nos hace bien. ¡Ojo con el efecto rebote!). De esta BBCream hablaré más adelante en un post entero, porque estoy encantada.

¡Y por la noche!

  1. Lo primero y más importante es desmaquillarse. Si tenéis la piel mixta o grasa sabréis de sobra las consecuencias que tiene irse a la cama con maquillaje. Así que lo primero que utilizo es el Agua Limpiadora Micelar del Mercadona. Es un desmaquillante muy suave, que utilizo con ayuda de un algodón, retirando el maquillaje de piel y ojos. Me habían hablado muy bien del de Bioderma, pero la comparación de precios me hizo decantarme por la de Deliplús. Me imagino que la otra será mucho mejor, pero esta es barata y me da muy buenos resultados.
  2. Después, toca lavarme la cara con el gel de Apivita.
  3. A continuación, utilizo la loción de Effaclar. Hay mucha gente a la que no le gusta, por aquello de que lleva alcohol, y hay un debate abierto sobre si los tónicos con alcohol son buenos o malos para la piel. Sin tener mucha idea, os hablo de mi caso personal, y este tónico es lo mejor para controlar mis imperfecciones y brillos. Lo uso con un algodón, dando pequeños toquecitos por toda la cara, incidiendo en zonas problemáticas. Es muy importante que no arrastremos el algodón sino que demos los toquecitos, porque si tenemos acné podríamos expandir la infección.
  4. Luego, dejo que se seque un poco. Mientras tanto, aprovecho para exfoliarme un poco los labios (con agua y azúcar los días que me veo con ganas, o simplemente rozando el cepillo de dientes muy suave), y me pongo vaselina.
  5. Una vez noto mi piel seca, utilizo el Normaderm Nuit de Vichy. Al igual que con el tónico de Effaclar, este producto tiene gente que lo ama y gente que lo odia. Debemos recordar que cada una tiene un tipo de piel, y lo que a mí me viene bien, a otra no tiene por qué. En mi caso, esta crema me viene genial. Realmente veo que cumple lo que promete: reduce la producción de sebo durante la noche. Las primeras veces que la usé aluciné a la mañana siguiente al ver que mi frente estaba totalmente matificada al despertarme. Me encanta.

Otros cuidados

  • Cuando veo que tengo alguna imperfección un poco fea, antes de dormir le echo una gotita de aceite de árbol de té, o bien con un algodoncito o con el dedo. El que yo tengo es el de The Body Shop, que vale 8€, pero seguro que también lo encontráis en herbolarios. Además, es un producto perfecto para muchos otros tratamientos.
  • Una vez a la semana, utilizo el exfoliante de Benefit, refined Finish. Fue un regalo, y me parece muy caro para volvérmelo a comprar. Pero la verdad es que huele muuuy, muy bien, exfolia y deja la piel suave y brillante, así que no tengo quejas.
  • Además, una vez cada diez días, me hago una mascarilla natural de arcilla verde y tomillo. Ya le dedicaré un post también para explicar cómo me la preparo, aunque sé que es bastante común y estoy segura de que la habéis visto ya en mil blogs.

.

¡Se acabó el rollo! Espero que os haya resultado útil y no os hayáis aburrido mucho. Cualquier pregunta que tengáis, o algo que me haya dejado el tintero, ¡comentario al canto! 🙂

Que paséis un buen día. A mí me toca entrar a trabajar. Un abrazo a quien lo lea,

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s