Review: Champú purificante Yves Rocher (cabello graso) y Acondicionador reparador

ImagenImagen

¡Hola, hola! Hoy llego aquí con mi primer review, y quería hacerlo con estos productos porque los he probado hace poco. Ya los he acabado así que creo que puedo hablar bien de lo que me han parecido sus efectos.

Veamos, primero de todo. ¿Por qué Yves Rocher? Seré sincera, estaban de oferta. Ya sabéis que muchas veces tienen descuentos bastante apetitosos. La verdad es que el precio sin oferta es un poco alto, pero con oferta se me quedó cada uno a unos 2 euros, que es el precio más o menos normal de un champú, así que me pareció coherente. La cuestión es que quería una línea de champús que fueran naturales. Sin siliconas ni parabenos. Porque supongo que ya sabréis que son malos para el cabello, lo debilitan, se cae más, brilla menos y además hace que el pelo se acostumbre a ser lavado con frecuencia y se ensucia demasiado pronto.

Yves Rocher me pareció la mejor opción, por lo que fui a la tienda y me dejé asesorar. Mi pelo es… un poco intratable. ¿Liso? No. ¿Rizado? No. Tiene sus ondas, pero las que a mi pelo le da la real gana. Y es graso en las raíces pero bastante dañado y seco en las puntas, sobre todo desde que me hice las mechas californianas. Por eso siempre opto por un champú para pelo graso y después aplico un acondicionador reparador solo en las puntas.

Bien, vayamos con la opinión de este producto en concreto:

Packaging: No está mal. Reconozco que hay otros de otras marcas que me llaman más, pero no es algo a lo que preste mucha atención. Sí merece la pena decir que el champú en concreto tiene un cierre muy fuerte, y es difícil abrirlo con las manos mojadas.

Efecto: El champú purificante promete lo siguiente: “Purifica tus cabellos de la raíz a las puntas gracias a este champú de ortiga con propiedades anti-seborreicas, procedente de la agricultura biológica. Los cabellos quedan más ligeros y sedosos, limpios durante más tiempo.” (sacado de la página web) Bien, pues no me ha purificado el pelo. En absoluto. Mi pelo seguía tan graso como de costumbre, y he tenido que seguir lavándomelo cada 48 horas pese a lo que promete el envase. A cambio, me quedaba muy poco brillante, con un aspecto apagado y como de no muy limpio.

Además, hacía MUY poca espuma, lo cual a mí no me gusta nada, y me daba la sensación de que me obligaba a gastar más producto.

Por otra parte, el acondicionador promete: “Repara y desenreda fácilmente tus cabellos muy secos y/o encrespados gracias a este acondicionador rico en aceitesnutritivos de jojoba y almendra dulce, procedentes de la agricultura biológica. Alisados, nutridos y más resistentes tus cabellos quedan flexibles e infinitamente suaves al tacto.” En este caso estoy más contenta. No he notado una gran reparación. Consigo efectos más rápidos y visibles simplemente aplicando aceite de almendras en mis puntas 15 minutos antes de lavarme el pelo. Pero sí es verdad que el pelo queda suave y algo brillante (algo, nada espectacular).

Olor: Sólo hay una palabra que describa bien lo que sentí la primera vez que abrí el envase del champú. ¡PUAJ! Vale, diréis que por qué no lo olí en la tienda… ¡es que me da vergüenza hacer esas cosas! y más si la dependienta me está mirando todo el rato. La cosa es que lleva extracto de ortiga, y por lo visto es eso lo que le da el olor tan característico. A mí personalmente no me gusta nada. Por suerte el del acondicionador sí es más agradable, y al ponerlo después se come un poco el olor del champú. Claro que como en las raíces no me echo acondicionador… me viene la esencia a ortiga, y es como si me hubiera lavado el pelo con una infusión, o algo así.

Precio: Ambos, 6’90€. En mi opinión, una salvajada. Aunque ya se sabe que Yves Rocher rara vez vende sus productos al precio que marca. Es como telepizza. ¿Alguna vez habéis pagado el precio completo? Ya no recuerdo la última vez que no compré en alguno de ambos negocios sin un descuento del 50%. Tal y como los compré yo, a unos 2€, no me parece un mal precio para los champús, pero por 6’90 no me planteo la compra.

Conclusión: No repetiré con el champú ni por 2€ ni aunque me lo regalen (miento, si me lo regalan lo usaré y bien contenta). Porque no me gusta el resultado, fundamentalmente. Con respecto al acondicionador, tampoco creo que repita porque hay muchos otros de esas características que me llaman la atención y quiero seguir probando, pero puede que alguna vez vuelva a comprármelo, aunque el bote me parecía muuuy pequeñito, y cuando pagas casi 3 euros esperas que el producto te dure un poco más.

¡Esto es todo! Espero que os haya resultado útil mi opinión y, sobre todo, recordemos que el pelo de una persona es como el sentido del gusto. ¡Hay de todo! Así que puede que mi opinión no te sirva y que el champú purificante de ortiga sea juuusto lo que necesitas 😉

¡Besos!!

J.

Anuncios

3 comentarios en “Review: Champú purificante Yves Rocher (cabello graso) y Acondicionador reparador

  1. ¡Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho! Yve-Rocher me encanta pero ya me he dado cuenta que la gama de champús no tiene nada de especial.
    Eso sí, los geles corporales…. ¡mmmmm! Que delicia, sobre todo el de café, que parece que te estés duchando con café recién hecho jijiji.

    Me gusta

    • oh!! muchas gracias, me apunto lo del gel de café!! Yo era una enamorada del gel de coco, pero lo estuve utilizando tanto que al final me cansé, aunque es verdad que en geles Yves Rocher es muy bueno 🙂 compraré el que dices! voy a pasarme por tu blog 🙂 muá!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s